¿En qué creemos?

1. En la inspiración de las Escrituras: creemos que la Biblia es la palabra infalible e inerrante de Dios y que fue inspirada en su totalidad por el único Dios verdadero.

2. En un Dios que creo todas las cosas y que existe en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

3. Creemos que Jesucristo es el hijo unigénito del Padre y el Salvador del mundo, el cual fue concebido de manera milagrosa mediante la intervención del Espíritu Santo de Dios.

4. En el hombre: creemos que el hombre fue creado por Dios a su imagen y semejanza y en un estado de inocencia. Sin embargo, a causa del pecado cometido en el principio (la caída) adquirió una naturaleza pecaminosa y quedó sujeto a la condenación eterna. No obstante, tiene esperanza de redención solamente a través del sacrificio expiatorio de Jesucristo.

5. En la salvación del hombre entera y completamente por gracia. No obstante, creemos que para el hombre recibirla debe creer en Jesucristo como medio exclusivo para la salvación y arrepentirse de sus pecados. Esta salvación es ofrecida a todos los hombres sin ningún tipo de excepción.

6. En el bautismo en agua después que la persona ha recibido a Jesucristo en su corazón como Salvador y Señor. El bautismo es una declaración pública y simbólica que hacemos para identificarnos con la muerte y la resurrección de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

7. En el bautismo en el Espíritu Santo, el cual es una experiencia sobrenatural mediante la cual el Espíritu Santo empodera al creyente para que sea testigo de Jesucristo y para que opere en lo sobrenatural. El bautismo en el Espíritu Santo es una experiencia distinta a la salvación y posterior al nuevo nacimiento y una de sus señales principales es el hablar en lenguas.

8. En la sanidad divina: creemos que la sanidad divina está incluida en el sacrificio de Jesucristo en la cruz del calvario. En otras palabras, creemos que Jesucristo no murió únicamente para salvar nuestras almas, sino también para sanar nuestros cuerpos. Sin embargo, no creemos que la sanidad divina y la salvación del alma tengan la misma relevancia dentro de la expiación, puesto que no leemos en la Biblia en ningún lugar que Dios quiere que todos los hombres sean sanos, pero sí que todos sean salvos.

9. En la iglesia como cuerpo místico de Cristo. La iglesia está compuesta por cada creyente que ha sido lavado con la sangre de Jesucristo. La misión de la iglesia es adorar y dar toda la gloria a Dios, mientras realiza la gran comisión y proclama el santo evangelio de Jesucristo.

10. En el arrebatamiento: creemos que el arrebatamiento tendrá lugar en una fecha no especificada y sucederá cuando Jesucristo venga a buscar a sus santos para llevarlos al cielo. Los santos fallecidos serán resucitados justo antes de que el Señor levante a los creyentes vivos.

11. En la segunda venida de Jesucristo con sus santos justo después que se cumpla el período de la gran tribulación.

12. En el juicio final en el cual los incrédulos y malvados serán juzgados y posteriormente condenados. Estos, junto con Satanás, el falso profeta y el anticristo, serán lanzados al lago de fuego.

13. En cielos y tierra nuevos donde morará la justicia. Allá vivirán todos los santos por la eternidad.